El satélite Hispasat

La principal función del primer satélite español fue la de potenciar las telecomunicaciones. Aunque otro de sus usos fue el militar.

El satélite Hispasat

Corría el año 1992… La cuenta atrás había comenzado para el primer satélite español de telecomunicaciones. Diez años de trabajo y una inversión de 58.000 millones de pesetas (348 millones de euros aprox.) culminaban el día 11 de septiembre cuando se lanzaba al espacio el Hispasat, el primer modelo de una serie de satélites que mejoraba las telecomunicaciones y proporcionaba cinco nuevos canales de televisión.

TODO LO QUE HAY QUE SABER SOBRE ESE PRIMER SATÉLITE HISPASAT
En la madrugada del 10 al 11 de septiembre de 1992 se lanzaba al espacio el primer sistema español de telecomunicaciones por satélite.1.El Hispasat fue el primer sistema español de telecomunicaciones por satélite. Constaba de dos unidades que operaban simultáneamente, con un peso de 2.150 kilogramos, dos metros de ancho y dos de largo. Con los paneles solares desplegados, su longitud alcanzaba los 22 metros.

Cohete Ariane.2.La primera unidad del Hispasat (1A) fue lanzada desde Kourou (Guayana Francesa) a bordo del cohete Ariane. Su lanzamiento estaba previsto para el mes de agosto, pero problemas en el cohete lo pospusieron. La segunda unidad del Hispasat (1B) sería lanzada en el primer trimestre de 1993.

El primer sistema español de telecomunicaciones por satélite constaba de dos unidades que operaban simultáneamente.3.Ambas quedaron emplazadas a 35.786 kilómetros de altura sobre el ecuador y a 31º Oeste, en vertical con las islas de Cabo Verde, cerca de Dakar (Senegal). Estaban separadas entre sí por 70 kilómetros.

4.La puesta en servicio comenzó en enero de 1993, aunque realizó su primera misión para la ceremonia de clausura de la Exposición Universal de Sevilla, el 12 de octubre de 1992.

5.Treinta y seis horas después de su lanzamiento, el mando del satélite pasó al Centro de control de satélites Hispasat (CCS) de Arganda del Rey (Madrid), que conocería en todo momento su posición gracias a seis pantallas.

Centro de control de satélites Hispasat de Arganda del Rey, Madrid (España) en 1992.6.Este centro costó 1.500 millones de pesetas (nueve millones de euros). Sito en la finca El Campillo, fue inaugurado el 1 de julio de 1992. Disponía de subsistemas de control con estaciones de telemetría y podía ensayar previamente los movimientos del satélite en un simulador.

7.El Hispasat supuso un enorme avance para las telecomunicaciones. En él se integraron cuatro funciones que el resto de satélites llevaban en varios aparatos: difusión directa de televisión, comunicaciones punto a punto para transmisiones de telefonía y datos, difusión de televisión a América y comunicaciones militares.

8.Gracias al Hispasat, se crearon cinco nuevos canales de televisión. Para poder verlos desde España, otros puntos de Europa y el norte de África sólo se necesitaría una pequeña (60 cm) antena parabólica cuyo precio no llegaba a las cien mil pesetas en la época (600 euros).

El Hispasat supuso un enorme avance para las telecomunicaciones.9.Otros dos canales de televisión se crearon para toda América. Uno sería explotado por la cadena internacional de TVE (Televisión Española) y el otro difundiría el Canal América, un proyecto conjunto que se había aprobado en la cumbre de jefes de Estado celebrada en 1990 en Guadalajara (México).

10.Además, el Hispasat podía transmitir programas de televisión en alta definición, hizo posible celebrar conferencias y reuniones de trabajo entre dos o más puntos de España, mejoraba, con sus 50.000 circuitos, las redes telefónicas… y potenciaría en general las telecomunicaciones.

11.El otro uso del Hispasat fue táctico y defensivo. Su estructura posibilitó el desarrollo de unas redes de comunicación estratégica y militar. No en vano, el Ministerio de Defensa español participó en el proyecto, a través del INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial).

12.Además del INTA, tomaron parte en la sociedad Hispasat la compañía Telefónica, Retevisión, Caja Postal, el INI y el Centro de Desarrollo Tecnológico e Industrial.

13.Los primeros planes para la construcción del Hispasat se remontan a 1982. Sin embargo, no fueron desarrollados hasta su aprobación por parte del Consejo de Ministros español un 7 de abril de 1989. Tres años después, el satélite estaba a punto.

Lanzamiento del Hispasat 1A en septiembre de 1992.14.Una vez alcanzada la órbita terrestre, el satélite soportaría temperaturas extremas (entre -50º y 50º). Para mantener los equipos en los niveles adecuados, disponía de un sistema que utilizaba conductos térmicos, calentadores y termostatos.

15.Cada unidad del satélite disponía de seis amplificadores de una potencia de 110 vatios, de los que cuatro podían encenderse simultáneamente. Uno se emplearía para la transmisión hacia América, y los tres restantes para la difusión directa de televisión a España.

16.Las necesidades de energía del Hispasat se cubrían con un sistema de células fotovoltaicas orientadas hacia el sol, que transformaban la luz solar en energía eléctrica y hacían llegar al satélite una corriente de 42,5 voltios.

17.Esta fuente de energía sólo se interrumpiría dos veces al año, cuando se producen sendos eclipses de sol durante un tiempo total de ochenta minutos. En esos periodos, el Hispasat se alimentaría gracias a sus baterías internas de reserva.

18.Si se producía cualquier fallo en el sistema, los elementos de una tercera unidad del satélite estaban preparados en tierra para ser puestos en órbita inmediatamente. Un seguro por valor de 36.000 millones de pesetas (216 millones de euros aprox.) cubría la posibilidad de accidentes durante el lanzamiento del satélite.

19.El proyecto permitió a España unirse a otros estados europeos que tenían satélites de comunicaciones propios, como Francia, Alemania, Italia y Gran Bretaña.

España entró por la puerta grande uniéndose a otros estados europeos que tenían satélites de comunicaciones propios.20.Las previsiones eran que el Hispasat fuese operativo durante diez años, en los que se esperaba recuperar lo invertido y obtener 41.000 millones de pesetas (246 millones de euros aprox.) de beneficios. Y cuando el satélite muriera -tuviese las células solares degradadas-, sería enviado a una órbita cementerio.

Hasta ese instante, dos mil satélites habían sido lanzados al espacio en toda la historia. Mil seguían en órbita y otros doscientos serían lanzados antes de final de siglo. La mayoría eran de comunicaciones, pero también los había meteorológicos (Meteosat) y militares, los llamados satélites espía.

Uno de los riesgos para los satélites es la chatarra espacial. Millones de desechos de lanzadores y vehículos espaciales flotan a menos de mil kilómetros de altura. Otros vecinos del Hispasat, cuando estuvo en su órbita definitiva, fueron satélites de Estados Unidos, la antigua URSS, Europa y Japón; un total de trescientos, de los que cien estaban fuera de control.

Y por cierto, España ya intentó situar un satélite de comunicaciones en el espacio antes de este. De hecho, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial lanzó con éxito el Intasat en 1974, pero luego quedó en un total olvido. Su vida operativa fue de dos años.

Adelgazar de manera saludable. Productos, dietas y planes de adelgazamiento a los que se ven sometidos los consumidores son simples mentiras en la mayoría de ocasiones. Perder peso teóricamente haciendo una barbaridad siempre es factible, pero no se trata de hacer locuras durante una temporada para quitarse unos kilos que luego se recuperan, sino realmente de adelgazar.

¿Por qué somos como somos? La personalidad se compone de tres estados básicos: padre, adulto y niño, que hacen actuar al individuo de una u otra manera, según sea el momento en que se encuentra. Cada una de ellas es una diferente manifestación del yo. Y de las tres formas puede reaccionar una persona ante una situación concreta.

Viejas canciones. Siempre están ahí: rondando en las veredas o en los patios de las escuelas, repetidas día tras día, sufriendo un proceso de trasvasamiento de generación en generación, pero conservando toda la esencia y la pureza del mensaje. Cuando uno las escucha, los recuerdos se afanan por rescatar los años pasados y volver a esos días.




MUY IMPORTANTE: Revista CAOS se define a sí misma como una web solidaria, es por ello que desinteresadamente deseamos lanzar una campaña de concienciación de nuestros corazones. Observamos con desasosiego que estamos perdiendo humanidad. Salvo en situaciones muy concretas de gran resonancia mediática, cada vez nos cuesta más mostrar afecto por el desconocido, ofrecer ayuda si a cambio no vamos a sacar una contrapartida por pequeña que esta sea… y resulta intolerable. No podemos hacer de este mundo algo tan horrible, tan egoísta, tan frío, tan falto de vida, por ello animamos a todo aquel que visita nuestra página a una reflexión sincera que le empuje a activarse y participar en alguna asociación de ámbito local que ayude a los más necesitados, a los faltos de recursos, ancianos, niños, discapacitados, enfermos terminales, que se preocupe por el cuidado del medioambiente, en contra de la crueldad con los animales… Y no hablamos sólo de dinero: dona ropa, sangre… levanta la vista, deja el teléfono móvil por un rato y ofrece tu tiempo, amistad, apego, conocimientos profesionales… No hacemos publicidad de ninguna entidad en concreto para que cada cual escoja aquella que le haga sentir más a gusto y de ese modo asuma la causa ajena como propia. Estamos seguros que si cada uno de nosotros pone un pequeño granito de arena en su entorno, todos juntos, por extensión, haremos de este planeta un lugar mejor, un rincón del cosmos donde realmente merezca la pena vivir; y de paso erradiquemos ese mal humor perpetuo, esa falta de educación y ausencia de empatía que inunda las calles de nuestros barrios y ciudades. En nombre de todas esas personas a las que a diario regalas lo mejor de ti mismo y la mayor de tus sonrisas, de corazón: muchas gracias.

Deje su opinión

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − once =