Al irte de viaje, llévate contigo también la salud

Riesgos que comporta y precauciones que hay que tomar para disfrutar con buena salud (antes, durante y después) de un viaje al extranjero.

Al irte de viaje, llévate contigo también la salud

Un viaje siempre exige una preparación cuidadosa, que incluye una correcta información sanitaria del país de destino, así como de los riesgos que comporta y las precauciones que hay que tomar para disfrutarlo con buena salud.

PREPARANDO EL VIAJE
Visita al médico de cabecera. Se recomienda hacerlo a aquellas personas que, por el hecho de padecer alguna enfermedad crónica, tienen que recibir consejos especiales e indicaciones para que su medicación sea suficiente y adecuada durante el viaje.

Actualiza el calendario de vacunas por si falta alguna dosis. De esta manera se consigue la prevención de enfermedades que son frecuentes en el país de destino.

Contrata un seguro médico. Es muy recomendable para hacer frente a enfermedades, tratamientos, accidentes u otros gastos médicos que pudieran surgir durante el viaje.

VACUNAS Y QUIMIOPROFILAXIS
Visita el centro de vacunaciones internacionales y pide consejo. Programa la visita con tiempo suficiente.

La visita a determinados países implica tomar algunas precauciones sobre nuestra salud.La visita a determinados países implica tomar algunas precauciones, como vacunarse contra la fiebre amarilla o seguir un tratamiento preventivo contra el paludismo, llamado quimioprofilaxis.

-Fiebre amarilla. Es una enfermedad grave, presente en algunos países de África y Suramérica, producida por la picadura de un mosquito. La prevención se realiza con la vacuna correspondiente, que es obligatoria para poder entrar en determinados países. Esta vacuna es efectiva diez días después de administrarse y tiene una validez de diez años. Sólo se administra en centros autorizados por la Organización Mundial de la Salud.

-Paludismo. También llamado malaria, es una enfermedad producida por la picadura de los mosquitos del género Anopheles. Está muy extendida en los países tropicales y en algunas ocasiones puede tener consecuencias muy graves. Como no existe una vacuna adecuada, hay que hacer un tratamiento preventivo por vía oral llamado quimioprofilaxis antipalúdica.

Según el país de destino, se puede recomendar también la administración de otras vacunas.

DURANTE EL VIAJE
Evita el riesgo de contagio tomando unas precauciones muy sencillas…

Come y bebe de forma segura. En los países cálidos, el agua y la comida cruda regada con aguas contaminadas son los principales mecanismos de transmisión de las infecciones por vía digestiva. La diarrea del viajero, el cólera, la fiebre tifoidea y la hepatitis A son ejemplos de enfermedades producidas por bacterias y virus que se transmiten a través del agua y los alimentos contaminados.

¡Vigila el agua! La de consumo tiene que ser embotellada y estar precintada:

-Para lavarte los dientes y lavar la comida utiliza agua embotellada, hervida o desinfectada con pastillas potabilizadoras.

-Evita los cubitos de hielo en el agua, los refrescos, las bebidas alcohólicas y los alimentos.

-Las bebidas calientes preparadas con agua hervida, como el té y el café, se pueden consumir sin riesgo.

¡Cuidado con la comida! Puede ser transmisora de enfermedades infecciosas:

-Come fruta sólo si la has pelado tú. Evita los zumos de fruta natural y las ensaladas.

-La verdura, la carne, el pescado o cualquier alimento tiene que haber sido cocinado.

-Evita los helados sin envase, la repostería y cualquier derivado lácteo que no haya sido tratado con calor.

-Come siempre alimentos frescos acabados de cocinar, cuando todavía estén calientes. No comas nada crudo.

OTROS CONSEJOS QUE HAY QUE TENER EN CUENTA
-Protégete del sol y especialmente a los niños con una crema de alta protección, sombrero y gafas oscuras.

-Vístete con ropa de tejidos naturales frescos, como el lino o el algodón.

Evita bañarte en ríos y lagos, porque se corre el peligro de contraer enfermedades parasitarias.-Evita bañarte en ríos y lagos, porque se corre el peligro de contraer enfermedades parasitarias. Si caminas por ríos, debes ir bien calzado.

-Si practicas submarinismo, recuerda que deben pasar por lo menos veinticuatro horas entre la última inmersión y el vuelo.

-Sé prudente con los animales, aunque tengan una apariencia dócil.

-Protégete de las picaduras de serpientes utilizando pantalones largos y botas. Y de las picadas de mosquito con repelentes (aerosoles, espirales, ahuyentadores electrónicos), ponte ropa de colores claros con manga larga, pantalones largos y calcetines, y no utilices colonias ni perfumes.

-En determinados países, el sida y otras enfermedades de transmisión sexual son muy frecuentes. El preservativo es el medio más eficaz para prevenirlas.

-En el avión, para evitar el síndrome de la clase turista, mueve y estira las piernas y los brazos para facilitar la circulación de la sangre; pasea por el pasillo del avión.

QUÉ HAY QUE LLEVAR EN EL BOTIQUÍN
Un viaje siempre exige una preparación cuidadosa, que incluye lo que hay que llevar en nuestro botiquín.-Material de curas: gasas, vendas, tijeras, pinzas, antiséptico, tiritas.
-Termómetro.
-Antitérmico: paracetamol o similar.
-Antiálgico: paracetamol.
-Antiinflamatorio: ibuprofeno.
-Antibiótico: sólo en caso de infección.
-Antidiarreico: no debe tomarse en caso de tener fiebre o deposiciones con sangre.
-Antiemético: en caso de vómitos.
-Antifúngico de uso tópico.
-Rehidratación oral: durante y después de episodios de vómitos y diarreas.
-Antipalúdicos.
-Repelentes con una concentración de DEET de entre el 35% y el 50%.
-Pastillas potabilizadoras de agua.
-Si habitualmente tomas alguna medicación, llévate la cantidad suficiente para el viaje.

DESPUÉS DEL VIAJE
Si cuando vuelves del viaje te sientes mal, con fiebre, mareos, vómitos, diarrea o tienes alguna herida que no se cura o empeora, consulta al médico y dile en qué país has estado. Ten en cuenta que algunas enfermedades tropicales pueden manifestarse meses después de terminado el viaje. Si estás haciendo una quimioprofilaxis antipalúdica, recuerda que no puedes dejarla cuando vuelvas. Para que sea efectiva, debes seguir tomándola hasta concluir todo el tratamiento.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponPin on PinterestShare on VKEmail this to someonePrint this page

El "cómo me llamo" marca nuestra vida. El nombre es nuestra tarjeta de presentación, aquello que para bien o para mal nos distingue de la masa. Nos singulariza aunque, a veces, en demasía. Lo que para unos es motivo de orgullo, parte esencial de su ser, incluso un fragmento de su propia alma, para otros es una pesada carga difícil de llevar y dura de soportar.

¿Por qué somos como somos? La personalidad se compone de tres estados básicos: padre, adulto y niño, que hacen actuar al individuo de una u otra manera, según sea el momento en que se encuentra. Cada una de ellas es una diferente manifestación del yo. Y de las tres formas puede reaccionar una persona ante una situación concreta.

Reglas de oro para ser feliz en pareja. Tener desavenencias no significa que no haya cariño, sino simplemente que hay distintas maneras de ver una misma realidad. Nunca hay que perder el respeto a la libertad del otro. Muchas parejas han fracasado porque uno de sus miembros, el hombre o la mujer, está convencido de que el amor puede cambiar a la otra persona.




Deje su opinión

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − 8 =